Sensibilidad al Gluten no Celíaca (SGNC)

Antes de hablar de la Sensibilidad al Gluten no Celíaca, debemos tener claro que, a diferencia de la Enfermedad Celíaca, aquí no hay mecanismos autoinmunes o alérgicos en su manifestación. Esta reacción causada por el gluten, ha abierto un debate desde hace décadas debido al aumento de casos de personas que presentan síntomas gastrointestinales como diarrea (a veces crónica), distensión y dolor abdominal horas después o incluso días, después de haber consumido gluten.

Aún no existen suficientes estudios científicos que permitan diferenciar completamente esta patología de otras patologías gastrointestinales. Usualmente se diagnostica cuando después de que los marcadores para Enfermedad Celíaca y Alergia al Gluten son negativos. Usualmente, toda la sintomatología mejora cuando se adoptaba una Dieta Libre de Gluten y reaparece cuando se vuelve a consumir gluten.

 

¿Qué Pasa Cuando en el Cuerpo Cuando hay SGNC?

Como lo mencionábamos en el artículo de la Enfermedad Celíaca, allí hay una reacción especificamente hacia los péptidos (moléculas formadas por varios aminoácidos) del gluten. Ahora, para entender la manifestación de la Sensibilidad al Gluten no Celiaca es fundamental conocer como se comporta nuestro sistema inmune frente a las distintas amenazas a las que nuestro cuerpo se enfrenta (antígenos). Éste lo hace a través de la Inmunidad Innata o la Inmunidad Adquirida:

  1. Inmunidad Innata: es el sistema de defensas con el cual se nace y es la primera barrera frente a un antígeno. Se encarga de impedir la entrada de esas sustancias nocivas al organismo pudiendo prevenir infecciones. 
  2. Inmunidad adquirida: en la segunda barrera de defensas ya que entra en acción cuando la inmunidad innata falla. En este caso se desarrollan mecanismos de defensa específicamente para cada antígeno. Es la que nos permite desarrollar tolerancia a algún patógeno.

Estudios sugieren que, mientras que en la Enfermedad Celiaca hay una aumento ambas inmunidades, en la SGNC solo se aumenta la Inmunidad Innata.

 

Diagnóstico de la Sensibilidad al Gluten no Celíaca

En el diagnóstico de la SGNC, es muy frecuente encontrar la presencia de anticuerpos anti-gliadina (recordemos que la gliadina es una proteína presente en el gluten). De estos anticuerpos, hay varias clases, pero la que se encuentra en el 50% de los casos es la Inmunoglobulina G (IgG). Estas son sustancias que nuestro organismo fabrica para defendernos.

Para diagnosticar la Sensibilidad al Gluten no Celíaca, primero es necesario descartar la Alergia al Gluten y la Enfermedad Celíaca por medio de exámenes médicos. Luego, una forma de llegar a diagnóstico es eliminar el gluten de la dieta por unas semanas y ver si los síntomas mejoran o desaparecen. Si al reintroducir el gluten en la dieta los síntomas vuelven, la SGNC puede ser el diagnóstico.

 

¿Cuáles son los síntomas de la Sensibilidad al Gluten no Celíaca?

Casi siempre los síntomas son intestinales, dentro de los cuales podemos encontrar diarrea, distensión y dolor abdominal y estreñimiento. Pero también se pueden presentar síntomas no intestinales (extraintestinales) como la sensación de mente nublada, agotamiento, dolor de cabeza, depresión, ansiedad e incluso anemia. Esta sintomatología explica el porqué llegar a su diagnóstico puede ser difícil. El primer diagnóstico muchas veces es el Sindrome de Intestino Irritable o simplemente la patología que en este caso es síntoma de la Sensibilidad al Gluten. Pero, al no haber aparente relación con el gluten, llegar a la causa para poderacabar con los síntomas puede tardar más. 

La Sensibilidad al Gluten también se ha asociado con patologías que afectan el cerebro como el Alzhaimer, el Autismo, la esquizofrenia, etc. Tema que abordaremos en otro artículo.

 

¿Cómo se Trata la Sensibilidad al Gluten no Celíaca?

El camino más frecuente para tratar la SGNC es eliminar por completo el gluten de la dieta, lo que puede llegar a ser desafiante ya que el gluten se convirtió en un ingrediente casi indispensable en la Industria Alimentaria por sus cualidades viscoelásticas y el efecto que tiene en el paladar ¿o acaso no has experimentado esa sensación de éxtasis al comer algo de panadería? Esto se debe a que el gluten contiene exorfinas, que basicamente producen una sensacion de placer en el organismo tal como lo hacen las endorfinas. Ahora tiene más sentido porqué se puede convertir en una adicción.

Hoy en día encontramos el gluten escondido en las listas de ingredientes de  un sinfín de productos en el mercado. Incluso en productos cosméticos. Por eso, una persona con EC, Alergia al Gluten o SGNC debe aprender todos esos nombres de ingredientes y aditivos que contienen esta proteína.

 

Suplementación Enzimática Oral: otra posible solución

Otra posible solución frente a la Sensibilidad al Gluten no Celíca, es la Suplementacion Enzimática Oral . Pero, para entender cómo funciona debemos saber que una enzima es una  molécula -casi siempre una proteína- que se encarga de acelerar el proceso de una reacción química. 

Como lo mencionamos en Enfermedad Celíaca, el gluten es una proteína que resulta de la unión de la glutenina y la gliadina -un par de proteínas mas pequeñas llamadas péptidos-. De estas dos, la gliadina es la mas problemática. Por lo tanto, en este método se ingieren enzimas que se adhieren a los péptidos del gluten, especificamente las gliadinas, permitiendo la digestión química en el estómago. También, se han estudiado otras enzimas que hacen lo mismo con las gluteninas, lo que permitiría que una combinacion de ambas enzimas elimine la toxicidad del gluten. Asi se puede llegar a evitar una reaccion del sistema inmune.

Leave a Comment